Viste tu mesa con estilo y clase gracias a los textiles de mesa

Los textiles de mesa, el toque de estilo y clase que necesitas

Los textiles de mesa son un elemento clave a la hora de darle personalidad y carácter a nuestra mesa. Y es que, aunque muchas veces nos centramos en la elección de la vajilla, cubertería y cristalería, los textiles son igual de importantes para lograr una decoración armoniosa y sofisticada.

En este artículo, vamos a descubrir la importancia de los textiles de mesa y cómo podemos utilizarlos para lograr el estilo y la clase que estamos buscando en cada ocasión especial.

Tipos de textiles de mesa

Antes de nada, es importante conocer los diferentes tipos de textiles de mesa que existen. Hay varios elementos que podemos utilizar para vestir nuestra mesa, pero los más habituales son los siguientes:

– Mantel: es la pieza fundamental de los textiles de mesa. Podemos encontrarlos en diferentes materiales (algodón, lino, seda) y en diversos diseños (estampados, lisos, con bordados…). Es importante que escojamos un mantel acorde con el estilo de la ocasión (más formal o más informal) y que se adapte al tamaño y forma de nuestra mesa.

– Camino de mesa: es una pieza decorativa que se coloca en el centro de la mesa, sobre el mantel. Se utiliza para añadir un toque de color o contrastar con el resto de la mesa. Los materiales más habituales son el lino, el algodón o la seda.

– Servilletas de tela: aunque las servilletas de papel son prácticas en ciertas ocasiones, las de tela aportan un toque más sofisticado a la mesa. Podemos encontrarlas en diferentes materiales y diseños (con bordados, lisas, estampadas…).

– Salvamanteles: sirven para proteger la mesa de manchas o arañazos cuando vamos a colocar un plato caliente o una olla. Podemos encontrarlos en diferentes materiales (madera, mimbre, metal) y diseños.

– Posavasos: al igual que los salvamanteles, sirven para proteger la mesa de manchas de vasos y copas. Los materiales más habituales son la cerámica, vidrio o corcho.

Cómo combinar los textiles de mesa

Ahora que conocemos los diferentes tipos de textiles de mesa, es importante saber cómo combinarlos para lograr una decoración armónica y elegante.

– Los manteles lisos son una gran opción si queremos añadir color a la mesa y contrastar con el resto de elementos. Podemos combinarlo con caminos de mesa estampados o viceversa.

– Si queremos darle un toque más clásico a la mesa, podemos utilizar manteles y servilletas blancos, acompañados de cubiertos de plata y cristalería más refinada.

– Si la ocasión es más informal, podemos optar por manteles estampados o con bordados, acompañados de vajilla y cubertería más desenfadada.

– A la hora de escoger los colores, es importante que seamos coherentes con el estilo que queremos lograr y los demás elementos de la mesa (como los centros de mesa, flores o velas).

Tejidos recomendados para cada ocasión

No todos los materiales son adecuados para cualquier ocasión, por lo que es importante saber qué tejido escoger para cada una de ellas.

– Algodón: ideal para ocasiones informales o diarias, ya que es un tejido resistente y fácil de cuidar. Podemos encontrar manteles y servilletas de algodón en diferentes colores y diseños.

– Lino: este tejido es perfecto para ocasiones más formales o elegantes, ya que es sofisticado y tiene una caída muy elegante. Al ser más delicado que el algodón, requiere un cuidado especial.

– Seda: un tejido muy elegante y lujoso, que podemos utilizar para ocasiones muy especiales. Los manteles y caminos de mesa de seda son perfectos para mesas de gala o cenas de etiqueta.

Los detalles que marcan la diferencia

Además de los textiles de mesa básicos, existen otros detalles que pueden elevar nuestra decoración a otro nivel.

– Los anillos para servilletas son un detalle que puede marcar la diferencia. Podemos encontrarlos en diferentes materiales (plata, madera, cristal) y diseños (con pedrería, grabados…).

– Los bajoplatos pueden aportar un toque de elegancia y glamour a la mesa. Podemos encontrarlos en diferentes materiales y acabados (madera, acrílico, cristal). Además, nos ayudan a proteger la mesa de manchas y arañazos.

– Los centros de mesa son un elemento clave para darle personalidad y carácter a la mesa. Podemos utilizar flores, velas, frutas o cualquier otro elemento que se adapte al estilo de nuestra mesa.

Un último detalle: el cuidado de los textiles de mesa

Por último, es importante mencionar la importancia de cuidar y mantener nuestros textiles de mesa en buen estado. Algunos consejos útiles son:

– Lavar los manteles y servilletas inmediatamente después de usarlos, para evitar que las manchas se incrusten.

– Utilizar detergentes suaves y no utilizar lejía para no dañar los tejidos.

– Secar al aire libre o en la secadora a baja temperatura para no dañar los tejidos.

– Planchar los manteles y servilletas del revés para evitar brillos o dañar los bordados.

Conclusión

En definitiva, los textiles de mesa son un elemento fundamental a la hora de darle estilo y clase a nuestra mesa. Sabiendo cómo combinarlos, qué tejidos utilizar y prestando atención a los detalles, podemos lograr una decoración armoniosa y sofisticada en cualquier ocasión especial. Además, no debemos olvidar la importancia de cuidar nuestros textiles de mesa para que nos duren mucho tiempo en perfecto estado.


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *